Escuchar aquí ⬇️


Estamos inmersos en plena vorágine de Fitur, la Feria Internacional del Turismo, probablemente el certamen más importante del mundo en promoción político-turística. Parece que quién no está en Fitur no existe, y probablemente sea así.

Se trata del gran escaparate donde se pueden encontrar los eventos y presentaciones más diversas. La náutica no ha sido una excepción y desde hace unos años Fitur también está sirviendo como rampa de salida a presentaciones de regatas que han cogido un rol de relacionar el turismo y el deporte, que bien van de la mano; ya que el turismo deportivo mueve mucho dinero a nivel local en el lugar donde se celebra el evento, pero también el sector servicios y transportes.

Hasta hace unos años en el mundo de las regatas parecía que quién no se presentaba en el Salón Náutico Internacional de Barcelona no era nadie. Evidentemente Madrid nunca será una capital náutica y este rol venía intrínsicamente ligado a la ciudad condal, pero últimamente algunos eventos optan por presentarse en sociedad Madrid, aunque no tenga mar.

Copa del Rey y Princesa Sofía

Esto ocurrió en su día con la Copa del Rey y el Trofeo Princesa Sofía. El Salón Náutico, aunque se celebrara en el último trimestre del año, era tradicionalmente el pistoletazo de salida, en el que se reunía todo el mundo de la vela de crucero para saber cuáles serían las novedades para el año siguiente. Con la marcha de Puig como patrocinador, la Copa del Rey dejó de presentarse en Barcelona y pasó a socializarse en un hotel de Madrid. Lo mismo hizo el Trofeo Princesa Sofía cuando Iberostar pasó a ser su patrocinador principal. Cabe decir que ahora ni una ni otra se presentan fuera de su entorno mallorquín.

Salón Náutico vs Fitur

Lo que está claro es que el Salón Náutico sigue siendo un centro neurálgico para las presentaciones náuticas, pero Fitur ha tomado también un trozo de pastel del Salón para algunos eventos, que a lo mejor, porqué o bien se celebra a principios de año o bien porque quieren darle este valor de motor turístico-náutico-económico, se presentan en sociedad en Madrid.

Esto ocurre, por ejemplo, con las dos principales clubes levantinos como son el RCN Valencia y el RCR Alicante, que desde hace años presentan sus anuncios de los Trofeos de la Reina, TabarcaVela y Comunitat Valenciana Olympic Week en Fitur, bajo el amparo de Generalitat, Diputaciones y Ayuntamientos respectivos; que tienen desplazados ahí a todos sus representantes y como no, ven con buenos ojos incluir en su oferta el complemento de náutico-turístico.

Pero también otras regatas que habían sido un clásico del Salón Náutico de Barcelona, caso de La Ruta de la Sal, aprovechan estos días para presentarse, en este caso en el Retiro de Madrid, fuera del ruido de Fitur y bajo el paquete ‘Ibiza Destino Deportivo’ y el amparo del Consell Insular.

¿Madrid o Barcelona? Son dos opciones, son dos conceptos totalmente compatibles. Y lo importante es que ambos están vivos y vigentes. Al fin y al cabo lo importante es que se hable de vela, no importante donde y como, para seguir demostrando que la vela es un deporte que debe estar muy presente en un país con 8.000 kilómetros de costa.

Artículo publicado en ABC de la Náutica (25/01/24)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí