Emirates Team New Zealand y Orient Express Racing Team, defender y rookie de la 37 Copa América, salvaron la segunda jornada de la regata preliminar que se celebra en aguas de Vilanova i la Geltrú, después de dos días muy complicadas en cuanto a lo meteorológico, el viernes con tormenta y el sábado con viento muy flojo y que casi da al traste con el día.

Los dos únicos equipos que le sacaron rendimiento de verdad fueron, primero los franceses de Quentin Delapierre, y después los neozelandeses de Peter Burling. El resto acabaron siendo meros espectadores, ya que ni volaron ni tan siquiera lograron cruzar la línea de llegada en el tiempo límite.

La organización había adelantado la salida a las tres de la tarde en lugar de las cuatro menos veinte, para que se pudieran disputar así cuatro pruebas. Pero esto se quedó en eso, en una intención. La primera prueba tenía una previsión de seis tramos, que se redujo primero a cuatro y acabaría sólo en dos, salvándose sobre la campana.

Viento insostenible

En la salida de la primera manga el viento era suave, apenas llegaba a los diez nudos, pero suficiente para que arrancar. Así los seis barcos navegaron en el primer tramo con NYYC American Magic, Luna Rossa y Emirates Team New Zealand disputándose los primeros la cabeza en los primeros metros, pero de repente apareció el Orient Express Racing Team, para dar el zarpazo.

Lo que fue significativo de lo que vendría después sería que INEOS Britannia nada más cruzar la salida dejó de volar. A partir de ahí, sólo el Orient Express Racing Team era capaz de mantenerse, mientras que el resto se lo miraban desde cada vez más lejos. Tan solo el Luna Rossa Prada Pirelli y American Magic siguieron la estela de los franceses, pero al final los italianos serían descalificados por salida prematura y el resto fueron clasificados fuera del tiempo límite con un viento de apenas 4 nudos.

Una hora más tarde y después de una larga espera, entro de nuevo algo de viento y se dió la salida a una segunda prueba, que fue otro descontrol. Al principio sólo el Alinghi Red Bull Racing consiguió volar, el resto no acababan de despegar, ya que las condiciones de viento eran calcadas a la primera prueba.

El equipo suizo empezó dominando con autoridad durante un tramo y medio, momento en que perdió el vuelo y el Emirates Team New Zealand tuvo el efecto contrario empezando a volar. Esto no hizo más que animar a los kiwis y a desesperar a los suizos, que veían que Burling y compañía les superaban sin compasión, para acabar ganando y demostrando porque son los favoritos.

Los AC40 navegan a partir de los 6,5 nudos de intensidad, las dos prueba arrancaron con 7-8 nudos, pero fue cayendo hasta los 4-5, lo que provocó que al final ninguno cruzara la línea de llegada volando y a cámara lenta, en ninguna de las dos pruebas del día.

Para el domingo están programadas tres pruebas más la final, en la que estarán los dos primeros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí